HISTORIA DEL BRONCO

Este palomo de joven cogió una ronquera o bronquitis muy fuerte, de ahí el nombre. De pichón iba a paloma pero sin muchas ganas como si se cansara, esto se debía a la enfermedad que paso, el palomo lo pusieron a la muda, porque de vez en cuando se le veía algún detalle y porque su dueño creía mucho en el palomo, si hubiera tenido otro dueño, este palomo no nos hubiera deleitado con esas tardes tan maravillosas que me hizo pasar a mí y a muchísima gente.

Esto es un claro ejemplo, como bien dice mi gran amigo Don Juan Seguí Ruiz, la colombicultura es la conjunción del colom y el colombaire, tienen que ser uno mismo, el dueño confió en el palomo y el palomo le devolvió esa confianza, siendo el mejor palomo que yo he visto desde que tengo uso de razón.

Recuerdo dos hazañas de este palomo que nunca olvidare, aquí las voy a plasmar.

Recuerdo la última prueba del provincial de Valencia, celebrado en el pueblo de Benisano, en el año 1996. En esa prueba, antes de empezar el palomo iba en segunda posición, porque en la prueba anterior el palomo se golpeo y no pudo completar el total de la prueba, colocándose en primera posición un gran palomo llamado: En el nombre del padre, que aun no se conocía ese palomo a causa de ser el primer año que salía a concursar. Bueno ahora voy a describir lo sucedido esa tarde: El palomo a causa del golpe de la prueba anterior, iba cojo de una pata pero al palomo esto no le hizo perder las ganas de ir a paloma, empezó la prueba y la paloma voló bien volada por todo el pueblo al cabo de unos minutos, la paloma paro en el pino del castillo, allí hubo una desconexión la paloma bajo con seis palomos, pero no recuerdo los nombres de los palomos, solo sé que al minuto vi bajar un palomo cojeando, de rama en rama bajaba el palomo a la pata coja hasta conectar con paloma. Aquí el palomo se volvió a poner en primera posición, posición que se merecía con creces, a los pocos minutos la paloma salió del pino y siguió haciendo paradas, hubo una parada donde la paloma paro dentro del pueblo, en una pared de una casa medio derrumbada, donde todos los aficionados presentes, pudieron deleitarse de la grandeza de ese palomo, como no podía andar el palomo se cogió del cuello de la paloma, arrastrándose del cuello de paloma para poder seguir la paloma. Aquí se proclamo por segunda vez consecutiva campeón provincial de Valencia.

Nunca había visto nada igual ni creo que lo vuelva a ver, solo lo veo en mis sueños, en ese concurso tenia once años y no se me olvida, ni se me olvidará. Aquí tengo que agradecer a mi padre que arbitro ese concurso y pude ir a verlo y disfrutarlo.

Todo esto fue gracias a Don Juan Carlos Budi Aragó, yerno de Don Juan Seguí Ruiz (Lis). Este gran aficionado hizo que pudiéramos ver este palomo la última prueba, gracias a su gran sabiduría y experiencia adquirida de su maestro Don Juan Seguí Ruiz (Lis).

Otra suelta impresionante que le vi al palomo fue en el intercomarcal celebrado en el pueblo de Catadau (Valencia). La paloma estaba metida dentro de un agujero de ratas en una garrofera y con paloma estaba el Desmochat y otro palomo que no recuerdo su nombre, la paloma estaría a unos tres kilómetros del pueblo y allí volvieron dos palomos el Bronco y el Berrendo, el Berrendo era un palomo con muchos años y tan listo que no quiso entrar al agujero por el palo que había allí dentro y se quedo fuera del agujero y el Bronco que ese sí que no tenía miedo a nada y sin ver ni un ala revolotear, se metió dentro del agujero con los otros dos palomos.

Además en cuando lo tuve en la mano en casa de mi gran amigo Don Juan Seguí Ruiz (Lis) aún me impacto más, era el palomo más perfecto que he tenido en la mano, tenía todas las partes de los ojos bien definidas, sin ninguna mancha entre las líneas de los ojos. De cuerpo un cuerpo atlético, una cabeza redonda y con buena nariz de color blanco, de esas que dicen los buenos colombicultores antiguos que significa que lleva muy buena raza.

“Es el palomo que más me ha marcado en mi vida colombicultora”

Aquí  dejo más información sobre este gran palomo, facilitada por su dueño.

GENEALOGÍA

Padre: Mascarado curro, hermano de la 5º Marcha, obtenido a partir de los encastes realizados por Don Juan Seguí Ruiz “LIS”, con las líneas Beethoven, Democrático y Rumores.

Madre: Ahumada obtenida de los encastes realizados por Don Juan Seguí Ruiz “LIS”, con las líneas, Cap y cua, Dinamita y Músico.

Historia: Francisco Orquin Meseguer 

About the Author

1 Comments
  1. Jose
    agosto 25, 2018 at 19:57
    Reply

    Escribe bien lo del Bronco lo saco Joaquín Serra Oñate, el numero de anilla es de Masanassa escribir la verdad y no ir con mentiras yo vi al Bronco y no se golpeó se pinchó en un campo de rosales en Benisano

Leave a Comment


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies